domingo, 16 de septiembre de 2018

¿Qué son los cronopios, las famas y las esperanzas de Julio Cortázar?

Historias de cronopios y famas, el libro de cuentos de Julio Cortázar.

Definición de cronopios, famas y esperanzas, tres tipos de personas. ¿Cuál eres tú?


En el libro Historia de cronopios y de famas se recogen una serie de relatos escritos por el escritor argentino Julio Cortázar en los que aparecen unos seres llamados Cronopios, Famas y Esperanzas, y que podrían considerarse como tres tipos de personas.

 ¿Quieres saber cómo son y cuál eres tú?


historias-de-cronopios-y-de-famas


Cronopios.

Los cronopios son de pensamiento romántico, de mente poética, son pasionales, con tendencia a soñar y con facilidad para apreciar la belleza. Idealistas, y antisociales, más desordenados que el cajón de tu escritorio. Normalmente, gente un tanto rara. Y, según cómo los representa Cortázar, lo más raro no es la personalidad: están echos de una materia verde y húmeda, y tienen forma redonda.

Famas.

Los famas son algo así como la antítesis de los cronopios. Estirados, arrogantes... Lo tienen todo planeado siempre, necesitan un orden, y son los más frecuentes entre puestos importantes. Unos pijos muy rectos.

Esperanzas.

Los esperanzas aparecen menos a menudo en los cuentos de Cortázar -tanto que las marginó dejándolas fuera del título de su libro. Son un híbrido. A parte de dándoles una menor presencia en su obra, el escritor los castigó también dándoles la personalidad menos interesante. Son muy aburridos, y suelen preferir los caminos más cómodos y seguros, dejándose a menudo dominar por o cronopios, o por famas.

Hay una divertida comparación entre los personajes de la serie de dibujos animados 'Bob Esponja' con cada uno de estos tres perfiles, y que ayuda a explicar los tres roles:
  • Bob Esponja, jovial y sentimental, es un cronopio.
  • Calamardo, seco y metódico, es un fama.
  • Patricio Estrella, tonto y perezoso, es un esperanza.

(Esta divertida idea la he tomado prestada de un comentario de esta página).

Para terminar, vamos a leer un par de textos sobre estos seres tan curiosos.

Este es uno de los microrrelatos de Historia de Cronopios y de Famas titulado 'La tristeza del cronopio':

A la salida del Luna Park un cronopio advierte que su reloj atrasa, que su reloj atrasa, que su reloj.
Tristeza del cronopio frente a una multitud de famas que remonta Corrientes a las once y veinte y él, objeto verde y húmedo, marcha a las once y cuarto.
Meditanción del cronopio: 'Es tarde, pero menos tarde para mí que para los famas, para los famas es cinco minutos más tarde, llegarán a sus casas más tarde, se acostarán más tarde. Yo tengo un reloj con menos vida, menos casa y menos acostarme, yo soy un cronopio desdichado y húmedo'.
Mientras toma café en el Richmon de Florida, moja el cronopio una tostada con sus lágrimas naturales.
personalidad-de-cronopios-y-de-famas
La tristeza del cronopio.

Este otro se titula 'El canto de los cronopios':

 Cuando los cronopios cantan sus canciones preferidas, se entusiasman de tal manera que con frecuencia se dejan atropellar por camiones y ciclistas, se caen por la ventana, y pierden lo que llevaban en los bolsillos y hasta la cuenta de los días. 
Cuando los cronopios cantan, las esperanzas y las famas acuden a escucharlo aunque no comprenden mucho su arrebato y en general se muestran algo escandalizados . En medio del corro el cronopio levanta sus bracitos como si sostuviera el sol , como si el cielo fuera una bandeja y el sol la cabeza del bautista, de modo que la canción del cronopio es Salomé desnuda danzando para los famas que están ahí boquiabiertos y preguntándose si el señor cura, si las conveniencias. Pero como en el fondo son bueno (los famas son buenos y los esperanzas son bobos), acaban aplaudiendo al cronopio, que se recobra sobresaltado, mira en torno y se pone también a aplaudir, pobrecito.

cuentos-cronopios-cortazar
El canto de los cronopios...
 Por último, os dejo aquí un test para saber si sois o cronopios, o famas. Lo siento pero, al igual que a Cortázar, a quien hizo este test los esperanzas no le caerían muy bien. Esto ha sido todo... ¡hasta pronto!

 Por cierto... antes de irte, lee otras entradas y sígueme en el blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario